El cielo en verano

El verano es una época ideal para observar el cielo. Las noches más cálidas y la coincidencia con nuestro tiempo de vacaciones,  hacen de esta época ideal para dedicar unas horas a contemplar el universo.  Entre los meses de junio y septiembre podremos disfrutar de un cielo espectacular que no se puede perder.

Existe una formación de estrellas que nos indica que el verano ha llegado. Durante toda esta estación se puede contemplar, altas en el cielo, tres estrellas destacables que actúan como los vértices de  un triángulo isósceles. Es el llamado Triángulo del Verano formado por las estrellas Vega (constelación de la Lira), Altair (constelación del Águila) y Deneb (constelación del Cisne).

Durante los anocheceres de julio y agosto, la estrella Vega aparece elevada sobre el horizonte con su característico resplandor blanco-azulado. Altair, situada mucho más baja sobre el horizonte comienza a mostrarse más tarde, cuando el cielo se oscurece. La estrella Deneb es la más brillante de la constelación del Cisne, aunque la figura de la constelación se parece más a una larga cruz, en la que Deneb ocupa su cabecera.

Extendiendo la línea principal de esta cruz más allá de su base se apunta hacia Antares, el centro de la constelación del Escorpión, una brillante y rojiza estrella que se observa muy bien desde Canarias.

En el horizonte Sur podemos reconocer la banda brumosa de la Vía Láctea. Este es sin duda uno de los grandes espectáculos celestes del verano. Durante la observación y en noches sin luna merece la pena hacer un recorrido por sus intrincados senderos de luz y estrellas para deleitar la vista en este paisaje celeste.

El aspecto neblinoso de la Vía Láctea es debido a la agrupación de millones de estrellas demasiado débiles para ser distinguidas individualmente. Sin salir de esta zona del cielo, encontramos una de las constelaciones más emblemáticas de la época estival: Escorpión.  El Escorpión es quizás, una de las pocas constelaciones que se asemejan al animal que describe. Podemos reconocer facilmente su cuerpo, pinzas, cabeza y aguijón, formado por dos estrellas (Lesath y Shaula) también conocidas como “ojos de gato”, ya que nos recuerda a la mirada nocturna de estos felinos. 

Si tiene la oportunidad, no se pierda el espectacular cielo de verano. Constelaciones, planetas como Saturno y Marte y la mayor luna del año te esperan. 

Puedes disfrutar de nuestra observación de estrellas reservándola a través de nuestra web en dos modalidades, Atardecer y Estrellas que incluye la puesta de sol con o sin Teleférico, cena y observación de estrellas o simplemente contratando la Observación de estrellas sin nada más. 

CATEGORÍAS: Atardecer y estrellas Compartir
Selecciona el tipo de actividad:
 
Suscríbete a nuestra newsletter