Una Noche de Guayota de leyenda

El pasado viernes 6 de noviembre, en una edición especial de la experiencia Atardecer y Estrellas en el Teide, Guayota, el maligno, salió de su guarida.

La leyenda de Guayota

¿Sabes quién es Guayota?

Guayota asoma en "La Noche de Guayota"

Canarias no estuvo siempre habitada por españoles. Antes de que la Corona de Castilla conquistara las islas en 1496, Tenerife estaba habitada por un pueblo aborigen, los guanches, que adoraba al volcán Teide, Echeyde para ellos.

El pueblo guanche, que se dedicaba a la agricultura y la ganadería, creía en un Dios bueno, Achamán, y en un demonio maligno.

Guayota es este demonio maligno que habita en las entrañas de Echeyde.

Pero ¿cómo llegó Guayota a quedarse encerrado en el interior del Teide?

Cuenta la leyenda que el interior de Echeyde, con su fuego inmenso, era la morada de Guayota.

Pero los celos no son buenos… Un día, Guayota, celoso del calor de Magec, Dios de la Luz y el Sol, decidió que secuestraría a Magec para llevárselo al fuego inmenso del interior de Echeyde y encerrarlo en lo más profundo.

El resultado de este acto de celos por parte de Guayota está claro: el mundo entero, sin el Dios de la Luz y el Sol, quedó sumido en la más absoluta de las oscuridades.

Los guanches pidieron entonces clemencia a su Dios Achamán que, armado con sus poderosos rayos, decidió poner fin a las tinieblas que se habían cernido sobre la humanidad a raíz de los celos de Guayota.

Se desató una lucha encarnizada de rayos y fuego entre Achamán y Guayota.

¿Y quién salió vencedor de esta lucha?

Pues no precisamente Guayota, ya que Achamán lo encerró en el interior de Echeyde con el Pan de Azúcar, aunque no sin antes rescatar de las profundidades del Teide a Magec, para que volviera a iluminar con sus cálidos rayos el mundo entero.

Desde entonces, Guayota permanece encerrado en las entrañas de Echeyde, desde donde aún se le oye respirar y moverse bajo tierra.

Pero una vez al año, solo una vez cada 365 días, Guayota se escapa del interior de Echeyde para recordarnos a todos que el Teide sigue siendo su guarida.

Su presencia es aterradora.

Guayota, el demonio del Teide, en "La Noche de Guayota" en Tenerife

La aterradora presencia del demonio del Teide en "La Noche de Guayota"

Una edición especial de Atardecer y Estrellas con Guayota

¿Te ha gustado la leyenda de Guayota?

Como te comentábamos más arriba, «La Noche de Guayota» es una edición especial de Atardecer y Estrellas, nuestra experiencia más completa para contemplar el atardecer más mágico de Tenerife desde lo alto del Teide con Teleférico y observar las estrellas con guías Starlight y telescopios de gran alcance, aunque la experiencia incluye algunas cosas más.

[new-video]

Así, los asistentes a la edición especial de Atardecer y Estrellas para «La Noche de Guayota» disfrutaron en Tenerife de:

  • La leyenda de Guayota, por supuesto, con la aterradora presencia de Guayota el maligno (ya has comprobado su aterradora apariencia en las fotos de «La Noche de Guayota» ¿verdad?)
  • El atardecer con una copa de espumoso canario a 3.555 m de altura tras subir en Teleférico del Teide
  • La gastronomía típica canaria en una cena cóctel en la estación base de Teleférico del Teide
  • Las estrellas en una observación astronómica con telescopios de gran alcance y las insuperables explicaciones de nuestros guías Starlight.

El atardecer de Tenerife en la experiencia Atardecer y Estrellas en el Teide

Cena cóctel canaria de la Noche de Guayota en la experiencia Atardecer y Estrellas en el Teide, Tenerife

Abatir al maligno en «La Noche de Guayota»

No fue fácil encontrarse con Guayota. Nunca lo es. No es posible acercarse a más de 1,5 metros de distancia del destructor. Es por seguridad. Es maligno.

La única manera de sobrevivir a un encuentro con Guayota es encerrándolo en luz blanca para contrarrestar sus acciones y tratar de agotarlo.

Por eso los participantes de «La Noche de Guayota» usaron el escudo de luz blanca hasta que el abatimiento se apoderó del maligno, que volvió a su encierro con pasos de anciano, acabado y con gran lentitud. Aunque antes de retirarse, no faltaron sus avalanchas de destrucción y los aterradores aullidos de los tibicenas, despiadados y feroces perros del infierno, esbirros de Guayota.

¡Qué lucha más complicada entre la humanidad, los participantes de «La Noche de Guayota», y Guayota al compás de la composición musical de Eduardo Fernández Caldas!

¡Cuánta tensión! ¡Cuánta autodeterminación y confianza tenía Guayota en sí mismo antes de dar paso a la indignación y la impotencia de irse viendo abatido!

¡Ay, escudo de luz, bendito tesoro! La humanidad consiguió colaborar para juntos, a los pies de Echeyde, devolver a Guayota a las entrañas del volcán.

Abatiendo al demonio del Teide en La Noche de Guayota

Banda sonora de «La Noche de Guayota»

La actuación escénica de Guayota estuvo acompañada por la banda sonora de «La Noche de Guayota» de Eduardo Fernández Caldas, creador también de la representación escénica.

Se trata de una obra de corta duración para cuerdas, metales, percusión, piano y banda sonora que esboza dos aspectos muy diferentes de Guayota: destrucción y muerte, y consonancia con el medio natural al que pertenece el maligno.

Eduardo Fernández Caldas ha cursado estudios musicales en diferentes países europeos como España, Francia, Alemania y Austria. Ha sido invitado en tres ocasiones al Festival de Música de Canarias al frente de la «Camerata de Provence», Francia, la «Orquesta de Cámara de Novosibirsk», Rusia, y de la orquesta y coros de la «Orquesta Sinfónica de Tenerife». Paralelamente a la actividad de director musical y artístico de diferentes instituciones, en sus composiciones busca la participación del público, cambiando el concepto de oyente por el de participante.

Sin duda, en «La Noche de Guayota», los participantes fueron más que meros oyentes.

¿Quieres saber qué opinan quienes tuvieron la suerte (o la desdicha) de cruzarse con el maligno en «La Noche de Guayota»?

También puedes obtener la visión de Un Mundo para 3 en su opinión sobre «La Noche de Guayota».

La Noche de Guayota: Una edición especial de Atardecer y Estrellas

CATEGORÍAS: Atardecer y estrellas Compartir
Selecciona el tipo de actividad:
 
Suscríbete a nuestra newsletter