El paisaje no deja indiferente a nadie

Subir a la cima del Teide es una de las grandes experiencias que puedes vivir en Canarias.  Ascender el pico más alto de España y  a su vez, tercer mayor volcán del mundo, no es algo que se pueda hacer todos los días. Pero a pesar de la altura, 3.718 metros, la ascensión al Teide es cómoda y está al alcance de casi cualquier persona. Ya sea desde el Teleférico  o a pié, podemos subir al cráter por un sendero que está en excelentes condiciones.

Una de las empresas que lleva cada año a cientos de turistas a este rincón tan especial es Gaiatours. Sergio González guía a los visitantes Teide arriba, recordándoles en momentos de cansancio que, sin duda, el esfuerzo valdrá la pena.  “La excursión puntera que tenemos es la subida al pico del Teide. Debido a lo complejo que es conseguir los permisos necesarios, la empresa se ha especializado en subir al cráter, subiendo y bajando por el teleférico. Hacemos una ruta guiada por la zona, visitando algunos miradores, interpretando el paisaje y por último, ascendiendo al pico. Una vez finalizada esta ruta, siempre realizamos una visita al Parque Nacional”.

Aunque a esas alturas nuestro corazón se nos acelera y respiramos con mayor frecuencia, cualquier persona sana pueda subir hasta el pico. “Solemos tenemos clientes entre los 25 y los 70 años, algunos tienen una dilatada experiencia montañera pero sin embargo para otros es su primera experiencia en una montaña de esta altura, todos quedan maravillados por igual”.

Cuando ascendemos por el sendero Telesforo Bravo y llegamos al cráter, se nos presenta ante nosotros un paisaje majestuoso. Islas como Gran Canaria, La Palma, La Gomera o El Hierro se divisan en el horizonte con nitidez, Tenerife parece estar a nuestros pies y observamos que el cielo tiene un tono azul diferente. El viento frío y el olor a azufre nos indican que estamos muy alto y sobre un volcán activo.

“Lo que más les sorprende a mis clientes cuando llegan al pico del Teide es el paisaje, les asombra mucho ver las islas cercanas. El paisaje volcánico que se divisa desde allí no deja indiferente a nadie, ya sea montañero o principiante. El contraste de colores y el especial tono azulado del cielo se llevan la palma en cuanto a emociones”.

CATEGORÍAS: Senderismo Compartir
Selecciona el tipo de actividad:
 
Suscríbete a nuestra newsletter