Teleférico del Teide se viste de verano

Los que conocen el entorno del Teide, saben que las condiciones climáticas cambian radicalmente a lo largo del año. Durante la estación invernal se registran temperaturas bajo cero y en verano pueden superar los 40 grados. Se pasa del hielo a un sol de justicia.

Esto provoca que toda la maquinara del Teleférico tenga que estar diseñada para aguantar el tiempo extremo característico del Parque Nacional del Teide. Una de las estrategias diseñadas para tal fin y con el objetivo de adaptarse a las condiciones del verano, es el cambio de cabina.  Cada año, a mediados de primavera, se sustituyen las cabinas que han funcionado durante el invierno por otras ajustadas a las condiciones veraniegas.

Como explica el responsable de estación del Teleférico del Teide, Juan Carlos González, “las cabinas que utilizamos en la temporada invernal son más robustas, una condición indispensable para soportar las duras condiciones de viento, hielo y nieve. Tienen por lo tanto, un funcionamiento más mecánico”. Las nuevas cabinas estivales que se montaron el pasado día 24 de abril son igual de seguras, rápidas y soportan la misma capacidad. Sin embargo, se diferencias en ciertos matices. “Las cabinas que se montan en verano son algo más espaciosas, además las ventanas llegan casi hasta el suelo, lo que proporciona al cliente una mejor visión del paisaje”.

Que existan dos juegos de cabinas puede sorprender, sin embargo, como asegura el jefe de estación, “por norma, en el Teleférico lo tenemos todo duplicado, como las cabinas o los motores”. La operación de cambio se realizó en horario nocturno para no entorpecer la actividad de la empresa y evitar molestias a los clientes. En estos trabajos, que duraron unas ocho horas, participó un ingeniero electrónico de la empresa suiza Fray Ag Stanns que además supervisó la migración de los programas informáticos.

Juan Carlos González recuerda que estos trabajos solo implican el cambio de la zona donde viajan los pasajeros. “La suspensión, cables y poleas son los mismos, solo cambiamos las cabinas de transporte. Los pasajeros solo notarán que los ventanales son más grandes y que disponen de algo más de espacio en el interior”.

Como el equinoccio o el cambio de hora, el remplazo de las cabinas del Teleférico del Teide marca la llegada de la primavera y el buen tiempo.

CATEGORÍAS: Teleférico del Teide Compartir
Selecciona el tipo de actividad:
 
Suscríbete a nuestra newsletter